Cesta 0

Nefando Género: Autor:

Candaya Narrativa 40

ISBN 978-84-15934-23-3

208 págs.; 21 x 14 cm / PVP 16 €

 

¿Nefando era un juego de horror para frikis, una puesta en escena inmoral o un ejercicio poético?

 

16,00

Nefando, Viaje a las entrañas de una habitación, fue un videojuego en línea poco conocido y pronto eliminado de la red a causa de su polémico contenido sensible. Las experiencias de sus jugadores son, ahora, el centro de los debates gamers en los foros más profundos de la deep web, pero sus usuarios no parecen ponerse de acuerdo: ¿era un juego de horror para frikis, una puesta en escena inmoral o un ejercicio poético? ¿Son tan hondas y retorcidas como parecen las entrañas de esa habitación?

Seis jóvenes comparten un piso en Barcelona y sus habitaciones vibran como colmenas. En cada una de ellas se cuecen actividades tan inquietantes y turbias como la escritura de una novela pornográfica, el deseo frustrado de autocastración o el desarrollo de diseños para la demoscene,subcultura informática artística. Sus espacios privados son arquitecturas blancas donde se explora el territorio de los cuerpos, de la mente y de la infancia. Mirillas hacia lo abyecto y hacia el decir, que los conecta al proceso de creación de un videojuego de culto.


Mónica Ojeda (Guayaquil, Ecuador, 1988). Master en Creación Literaria y  en Teoría y Crítica de la Cultura, da clases de Literatura en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil. Actualmente se encuentra cursando un Doctorado en Humanidades con una investigación sobre literatura pornoerótica latinoamericana.


Fragmento de Nefando

Dosier de prensa (Pdf)

Dosier de prensa (Word)

Portada en alta resolución

Foto de la autora en color y alta resolución


Nefando en la prensa

Nefando, en las entrañas de lo abominable.

Por Francisco Martínez Bouzas, Brújulas y espirales, 20 de noviembre de 2016
(…) La novela es un navajazo  que hace aflorar las profundidades más abyectas del ser humano, la esencia de la aberración. La autora, experta en la literatura pornográfica latinoamericana durante las dictaduras, pone en las manos lectoras una obra incómoda, pero a la vez luminosa…

Mónica Ojeda: “La mayor subversión es la que se produce en los cuerpos, no en la virtualidad”.

Por Laeticia Rovecchio Antón, Revista Pliego Suelto, 17 de noviembre de 2016
(…) La novela plantea, tras la trama de un videojuego online obsceno y criminal, una mirada a los monstruos de debajo de la cama que existen en las cabezas de los personajes (…) Para trabajar con eso tuve que mirar hacia mis propias alcantarillas. No fue solo un observar a otros: fue un mirar mi abyección para entender la de aquellos a quienes pretendía escribir sin moralinas de por medio…

Nefando, de Mónica Ojeda.

Por Esther Magar, Libros y Literatura, 16 de noviembre de 2016
(…) Nefando habla de temas horribles y, sin embargo, me parece una obra de extraordinaria belleza… Una joya.

Nefando.

Por Jorge Carrión, Revista Otra Parte, 10 de noviembre de 2016
(…) Estamos ante una escritora seria, valiente, exigente, que ya puede ser considerada una de las mejores narradoras jóvenes de la literatura hispanoamericana.

La ética de las hienas.

Por Ricardo Martínez Llorca, Revista de Letras, 7 de noviembre de 2016
(…) Lo que Mónica Ojeda busca es sacudirnos con el sexo de una forma tan violenta como hasta la fecha apenas se había conseguido en alguna ocasión con la muerte. O con el cine Snuff. (…) Uno se pregunta a qué género pertenece, y siente el impulso de catalogarla como ciencia ficción, pero lo que ocurre en la novela es real. Y, sin embargo, no aparenta ser realismo social, cuando es una actualización postmoderna, y con mucha sangre de por medio, de ese género. Porque lo normal, aunque no en la medida que lo padecen los personajes, en esta realidad es ir desgarrándose, deformándose, escindiéndose, hasta perder la sintaxis. Y quien pierde la sintaxis está incapacitado para comunicarse y por tanto se quedará solo. Hay mucho de soledad en esta novela…

Nefando, convulsión por exceso.

Por Vega Sánchez-Aparicio, Culturamas, 4 de noviembre de 2016
(…) Porque la lectura exige, impide apartar la mirada, y en esta lógica opera la crueldad de la escritura: “Me obligo a verlo. Tengo que verlo todo. Ese es mi papel aquí. Ese es mi único deber” (152).  La novela, por tanto, se desencarna de moral y de dogmas reclamando al copartícipe, quien recoge esa lengua del ‘desarme’ sumido en la vergüenza y ahogado por el exceso…

Nefando, de Mónica Ojeda.

Por Luis Sánchez Martín, Literatura +1, 28 de octubre de 2016
(…) Podríamos mencionar como aproximaciones a esta obra (por dar una referencia al lector) ‘Las partículas elementales’, de Houellebecq, o incluso ‘American psycho’, de Easton Ellis, pero, en mi opinión, ‘Nefando’ está varios niveles más allá, tanto en fondo como en forma. No va a gustar a todo el mundo (porque no todo el mundo comprende y acepta la realidad), pero insisto en que ha sido una de las mejores lecturas de mi vida y debo recomendarla…

Nefando: el fatídic atractiu de la perversió.

Por Francesc Ginabreda, Núvol, Punt de llibre, 20 de octubre de 2016
(…) Una autèntica bomba literària, tan angoixant que ens obligarà a aturar-nos diverses vegades per no ofegar-nos…

El Nefando iceberg.

Por Ralph del Valle, 19 de octubre de 2016
(…) ‘Nefando’ es una obra luminosa e incómoda, distantemente cercana, oscura y reconfortante. Sí: reconforta leer a alguien con talento genuino para escribir, no una colección de lugares comunes de lo que se supone que es escribir. ¿Es posible hacer poesía después de Auschwitz?, se preguntaba Adorno. Pues mira, Theodor, se puede. Este es uno de nuestros Auschwitz’s contemporáneos, y Mónica Ojeda lo borda…

L’escriptora Mónica Ojeda ha presentat la seva segona novel·la, Nefando, a Vilafranca.

Por Goretti Martínez, RTV Vilafranca, 18 de octubre de 2016
(…) `Nefando´, lo abominable, lo infame, lo perverso. ¿Es posible escribirlo? Mónica Ojeda (Guayaquil, Ecuador, 1988) se dedicó a ello durante tres meses y el resultado es una novela que conmociona…

Mónica Ojeda, Daniel Jándula y Olga Martínez en Radio Vilafranca.

Por Silvia Delgado, programa Penedès Gamma Extra, 17 de octubre de 2016.

Cuestionario: Mónica Ojeda. La escritora ecuatoriana publica Nefando, su primera novela.

Estandarte, 16 de octubre de 2016
(…) Mónica Ojeda debuta con Nefando (Candaya), una novela que no se parece a nada que hayamos leído antes. No se trata de un tópico, sino de la pura verdad…

“La literatura es un cigarrillo que quema la mano”.

Entrevista de Antón Castro, Heraldo, 14 de octubre de 2016
(…) ¿Cómo entiende usted la literatura: como una exploración verbal, como un arte de la complejidad? Hay un documental de Harun Farocki en el que, para hablar de las quemaduras del napalm (y con ello del horror de la guerra), él se apaga un cigarrillo en la mano. Asegura que eso es lo más cerca que estaremos jamás de conocer el dolor de una persona que haya sobrevivido a una quemadura con napalm. Esto nos recuerda lo lejos que estamos de las experiencias de los otros y, por lo tanto, de lo reducida que es nuestra capacidad de empatía. Pues bien: para mí, la literatura es ese cigarrillo quemando la mano de Farocki…

Reflexión sobre la ética de las imágenes y la responsabilidad de quien muestra aquello que puede doler.

Por Miguel Ángel Hernández Navarro, Eñe, Aquí y ahora 12 (diario de escritura), 12 de octubre de 2016
(…) Al llegar a casa, te sumerges en la lectura de Nefando, la novela de Mónica Ojeda que acaba de publicar Candaya. Es un libro duro y valiente. Un descenso a los abismos más oscuros del ser. Un libro “obsceno”, en el sentido literal del término: que muestra aquello que habitualmente está fuera de la escena, que se atreve a mirar hacia donde no queremos mirar…

Nefando, el libro valiente que da más miedo (y asco) que una peli japonesa.

Por Alberto Olmos, El Confidencial, 12 de octubre de 2016.
La joven ecuatoriana Mónica Ojeda publica en nuestro país una novela brillante y enfermiza sobre la ‘deep web’, la pederastia y la pasión por la literatura (… ) Una novela espectacular (…) ‘Nefando’, amén de innovador y tremendamente intelectual, es un libro tan estomagante que ninguna persona que les quiera bien se lo recomendaría. Sin ninguna duda, se lo recomiendo…

Mónica Ojeda: “Nefando trata de comprender el dolor del otro”.

Por Elisa Reche, Eldiario.es, 8 de octubre de 2016.
Publicada per l’editorial penedesenca Candaya, ‘Nefando’ és una novel·la coral protagonitzada per sis joves de diverses procedències que comparteixen pis a Barcelona…

“Mi intención no era romper tabúes, sino mirarlos de frente”.

Por Rosa Martínez, La Verdad, Murcia, 6 de octubre de 2016
(…) La literatura, mantiene convencida la joven escritora ecuatoriana Mónica Ojeda (Guayaquil, 1988), «es el lugar donde hay que mirar todo aquello que es incómodo». Y por incómodo concibe «todas las cosas horribles y abominables que hay en el mundo». Habla de abuso sexual, de pornografía infantil, de incesto, de falta de moral y de violencia, la física y la virtual, la que sucede a través de una pantalla…

Mónica Ojeda entrevistada en ROM (Radio Online Murcia).

Por Ana García, programa Te vas a enterar, 5 de octubre de 2016.

Mónica Ojeda inicia la gira con su novela Nefando en Valladolid.

Por Sara del Castillo, Diario de Valladolid, 28 de septiembre de 2016.

Escribir sobre sexo en Latinoamérica ha sido más peligroso para las mujeres.

Por Jesús Bombín, El Norte de Castilla, 28 de septiembre de 2016
(…) La escritora ecuatoriana presentó en Oletvm Nefando, su segunda novela.