Avelino Hernández recibe un homenaje en el Monestir de Miramar

Coincide con la publicación de 'Mientras cenan con nosotros los amigos'

 

ROMÁN PIÑA VALLS

 

PALMA.- El 23 de julio de 2003 moría en Selva el escritor Avelino Hernández. Casi dos años después aparece su testamento literario y moral, el libro titulado Mientras cenan con nosotros los amigos. Ayer sábado, a las 19.30 horas en el Monestir de Miramar se reunieron los amigos y lectores de Hernández para celebrar la aparición del libro, editado por Candaya. Este acto ha sido el último de una larga gira de homenajes que se le han dedicado en las últimas semanas por toda la geografía española, y en la que han participado escritores como Julio Llamazares (autor del prólogo de Mientras cenan con nosotros los amigos), Carme Riera, Cristina Cerezales Laforet, Ignacio Sanz, Ramón Acín, Teresa Martín Taffarel… Ayer en Miramar dedicaron palabras a la memoria de Hernández escritores y amigos que dejó en la isla, como Antoni Serra, Javier Vellé y Pedro Andreu, y la mujer que le acompañó durante treinta y dos años, Teresa Ordinas.

 

La vida itinerante de Hernández, que transcurrió entre Andalucía, Cataluña, Extremadura, Madrid, Valladolid y Mallorca, explica la cosecha extraordinaria de seguidores que han acudido a cada convocatoria de los homenajes y han obligado a imprimir la segunda edición del libro, que ya está en la calle. El carisma de Hernández propició que ejerciera una especie de magisterio moral y literario involuntario. Su principal interés como autor fue reflexionar sobre «cómo vivir».

 

Avelino Hernández nació en un pueblo de Soria, Valgedeña. Su lucha contra la dictadura le costó la cárcel. Desarrolló una sólida obra literaria de valores perdurables: los vínculos esenciales con la tierra, el sentido de la justicia y la dignidad humana. Serra destacó la sensibilidad, el rigor y la sencillez de su prosa, de la que desgranó frases de peso aforístico.

 

Poética de lo minúsculo

 

La editora Olga Martínez habló de la poética de lo minúsculo, de las historias sugeridas tras cada pequeño objeto sobre el que Hernández fijaba su mirada. Teresa Ordinas recalcó que su prosa se fue haciendo cada vez más lírica, y anunció la próxima publicación de un libro de poemas El septiembre de nuestros jardines. Su última novela hasta ahora al alcance del público era La señora Lubomirska regresa a Polonia (2003).

 

Con este acto (en la isla y junto al Mediterráneo, donde el añorado escritor de Soria decidió vivir los últimos años de su vida) se cerrará la gira de homenajes que, durante el mes de mayo y junio, se le ha dedicado a Avelino Hernández a lo largo de toda la geografía española y en la que han participado escritores como Julio Llamazares (autor del prólogo de Mientras cenan con nosotros los amigos), Carme Riera, Cristina Cerezales Laforet, Ignacio Sanz, Ramón Acín, Teresa Martín Taffarel…

 

El Mundo - El Dia (Illes Balears), Domingo, 12 de junio de 2005