La Verdad, Murcia, 27 de junio de 2005