El antropoide

Una novela  sobre la identidad y los deseos más ocultos. Sobre el conflicto entre lo que somos, lo que queremos ser y lo que los demás esperan de nosotros.

Candaya Narrativa, 71

Primera edición: enero 2021

Diseño de la colección: Francesc Fernández
Imagen de la cubierta: “Hylas y las ninfas” de John William Waterhouse

ISBN: 978-84-18504-23-5

21×14 cm; 288 págs.

17,00

ID de Producto: 13361 Seguir comprando Categoría:

Más información

Eduardo, hijo de un poderoso editor, es apartado del negocio familiar a causa de un oscuro affaire. Desterrado a una ciudad de provincias, lo acogerá su tío, director de un periódico local, donde desempeñará primero la labor de corrector de ortografía y estilo, y después la gestión de los anuncios clasificados. Repudiado por sus nuevos compañeros de trabajo y humillado por su insignificante labor en la redacción, Eduardo experimenta algo muy cercano al hundimiento, del que solo la literatura y el amor podrán rescatarlo.

El antropoide, en el fondo una reflexión sobre la identidad y los deseos inconfesables que ocultamos, confronta al lector con su animalidad y sus instintos más primitivos. ¿Qué sucede cuando el cuerpo, la enfermedad, la vejez, todo aquello que tratamos de no ver para proteger nuestra vida civilizada, se nos muestra sin filtros?

Con una prosa osada y muy singular, en la que el lenguaje se mimetiza asombrosamente con el personaje, Fernando Parra trata de sumergirnos en los abismos y contradicciones de la naturaleza humana: el proceso a través del cual intentamos a toda costa, domesticar nuestro antropoide.


Fernando Parra Nogueras (Tarragona, 1978) es escritor, crítico literario y profesor de Lengua y Literatura.

Desde hace una década mantiene una columna semanal de crítica y reflexión literarias en el Diari de Tarragona, titulada “El cura y el barbero” que, junto a otras colaboraciones en prensa, recoge en su blog Cesó todo y dejéme. Algunos de sus artículos han sido finalistas del prestigioso Premio de Periodismo Literario Francisco Valdés y pronto verán la luz en una antología titulada Acogerse a sagrado. La literatura como salvación.

Su primera novela, Persianas (2019), quedó finalista del Premio Azorín y fue cálidamente acogida por los lectores y la crítica. El antropoide es su segunda novela.


DE LA OBRA DE FERNANDO PARRA NOGUERAS SE HA DICHO:

                       

“La narración al completo rebosa lirismo  y estampas poéticas eludiendo así el realismo prosaico, rudo y chusco tan a la page. Una narración que desprende  inmensa ternura y que está repleta de hallazgos sugestivos.” Vicente Valero

Persianas es una novela magnífica” Luis Landero.

Persianas es la carta de presentación de un buen narrador y futuro gran novelista, un libro para mayores y adolescentes que sepan degustar la belleza de la lengua española en una época en la que con frecuencia se premia el oportunismo, la ramplonería y el halago fácil.”  Concha D’Olhaberriague, El Imparcial.

 “Una ejecución rigurosa y muy reflexionada de la estructura formal de la narración, que su autor ha sabido manejar con acierto e inteligencia, y que afianza la novela desde sus primeras páginas. (…) Fernando Parra, con todo, ya es un novelista a tener en cuenta en el panorama actual de la narrativa española.” José Antonio Santano, República de las Letras.

“Decía Valente que “solo se llega a ser escritor cuando se mantiene una relación carnal con las palabras”, y esta es otra característica que constituye la espina dorsal de la prosa de Fernando Parra, en la que vemos rasgos descriptivos de Azorín o Miró morosamente repujados, una complacencia verbal casi barroca, ironía cervantina y regodeo en las palabras y las metáforas, paladeadas, masticadas, sinuosas como serpientes cuyo ondular le va dando forma al relato, que arrastra literatura a manos llenas.” Pilar Blanco

 “La lectura de la novela traslada una impresión de vivacidad con la que es muy fácil congeniar porque nos vemos representados en las vivencias del personaje principal. Esta empatía lectora es posible gracias a la presencia detallista de los objetos elementales, algunos ya periclitados en su uso y que la narración nos ha refrescado, cuya descripción se realiza mediante un lenguaje repleto de matices y una selección adecuada de los adjetivos, empresa nada fácil de administrar en una narración.” Blog Me sé Cosicas.

“Fernando Parra homenajea a todos esos niños y a los héroes televisivos que nos embobaban. Como Marsé utiliza un lenguaje muy acorde a la historia, no se pierde en florituras, narra de una manera magistral, llevando al lector por donde quiere. Es una delicia encontrar literatura que no se pierde en lo banal y nos muestra lo que vemos y lo que no vemos (…) Fernando Parra tiene la maestría del narrador clásico.” Eduardo Boix, Revista 17 Musas.

 “A pesar de su bien provista mochila de filólogo y lector empedernido de los clásicos, no escribe Fernando Parra para la Academia, sino para el pueblo, para la tierra o para el arrabal convertido en pueblo.” José Biedma López, Signamento.

Porque esta é, antes de nada, a narración dun tempo ido, o da infancia e o seu paraíso que esvaeceu, un territorio da memoria gobernado polo “imperio da fantasía” do que se teñen dolorosas saudades, pois os ritos de paso conducen a Rodrigo ás portas doutro tempo de vida que deixa atrás, definitivamente, esas landas da nenez para debrocalo no abismal gume de Eros e Tánatos.  Escrita cunha prosa que fulgura arborada, festival de imaxes cabalgando as liñas” Armando Requeixo, Ideal Gallego y Diario de Ferrol

 


Fragmento de El antropoide

Dossier de prensa

Cubierta

Fotografía del autor 


9 CLAVES SOBRE EL ANTROPOIDE 

 

  1. Fernando Parra Nogueras debutó en 2019 con Persianas, finalista del premio Azorín en 2017, libro avalado, entre otros, por los prestigiosos escritores Luis Landero y Vicente Valero. Desde hace once años escribe una columna semanal de crítica de libros en El Diari de Tarragona, que le ha reportado mucho prestigio entre la comunidad literaria El antropoide,  su segunda novela apela a la idea del Doppelgänger  («el que camina al lado», el doble) para hablarnos de aquello que nos condena, nos redime y finalmente nos une.

 

  1. El antropoide plantea el conflicto de la identidad. ¿Quiénes somos realmente? ¿Qué deseos inconfesables ocultamos? ¿Qué ocurre si esa otra realidad oculta, que también nos define, aflora incontenible y choca con la moral social y sus arbitrariedades “higiénicas”? ¿Rebelarse ante esas normas nos permite imponer la propia identidad o es una forma velada de otro tipo de sometimiento? El antropoide es el relato de una lucha interna entre lo que somos, lo que queremos ser y lo que los demás esperan de nosotros. En un viaje que atraviesa las contradicciones de la identidad, el protagonista de esta novela se pierde a sí mismo, comete todos los excesos, rebasa todas las fronteras impuestas y, después de una breve epifanía, vuelve a caer. Pero el misterio de este libro no termina aquí.  Un juego de espejos nos enfrenta, hacia el final, con otro reflejo: el del amor que sobrevive al cuerpo.

 

  1. El viaje hacia la carne, hacia el yo oculto, hacia esa identidad animal que la sociedad nos exige esconder para sobrevivir entre las convenciones, es el eje primordial de El antropoide. Su protagonista es una alegoría de la animalidad que también somos, de los instintos más primitivos que, solo superficialmente adormecidos, habitan en nosotros. En ese sentido, El antropoide es una deconstrucción de la naturaleza humana hasta dejarla reducida a  carne, células, fluidos, humores, deterioro, enfermedad o putrefacción. Sin embargo, con el avance de la historia descubriremos también la fortaleza de ciertas relaciones que nos restauran: esos vínculos que, aun en la dureza de la soledad o de la enfermedad, nos recuerdan que lo que hace habitable el mundo no es la norma o la ley, sino el cuidado de los otros.

 

  1. El antropoide es también una novela sobre la culpa, una culpa inoculada por la sociedad que se erige en la vigía del comportamiento y que, desde una moral impuesta, juzga, etiqueta y a veces disfruta de la caída de los demás. Pero es esa misma sociedad que sanciona los comportamientos que juzga inapropiados la que luego incurre, en secreto, en las mismas fallas que condena. En ese sentido, El antropoide es una denuncia a la doble moral de parte de la sociedad biempensante.

 

  1. Vinculado al tema de la culpa, Eduardo, el protagonista de El antropoide es el reverso de las heroínas clásicas decimonónicas, aquellas que tuvieron que asumir sus adulterios en una sociedad pacata y censora. Al autor le ha interesado explorar que ahora sea un hombre y no una mujer quien experimente la culpa. Aunque el desenfreno sexual del protagonista podría emparentarlo con un Tenorio del siglo XXI, Eduardo siente dolor tras cada una de sus conquistas. Solo el amor como redención lo emparenta con el arquetipo de Don Juan.

 

  1. Por las páginas de El antropoide se desliza un erotismo cruel y perverso. En ningún caso se trata de un erotismo placentero, sino de un erotismo tóxico, dañino, displicente, incómodo, obsesivo, que esclaviza al personaje principal, quien lo vive con hiriente intensidad, con un lirismo cruel y como un destino contra el que debe luchar constantemente.

 

  1. Con una agilidad casi cinematográfica, a la vez que llena de reflexión y de una intensa voluntad de estilo (semejante a la de libros como El pasado, de Alan Pauls, o El lamento de Portnoy, de Philip Roth), El antropoide atrapa al lector desde la primera página con un despliegue de humor, crítica y rabia contenida que va liberándose a cada paso mostrándonos como el aparente orden queda subvertido por el deseo y sus contradicciones.

 

  1. En El antropoide, el lenguaje es uno de los protagonistas: Eduardo, el personaje principal, se desdobla en un peculiar y erudito discurso que se convierte en un homenaje íntimo (tanto del personaje como del propio autor) a sus autores más queridos: desde el Stevenson de El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde, hasta Cervantes, Flaubert, Shakespeare, Camus, la poesía clásica y la mitología. La literatura es, con el amor, otra de las tablas de salvación del protagonista (y por extensión del lector).
  2. Entre los elogios que la escritura de Fernando Parra Nogueras ha suscitado, tanto en su columna periodística como en su obra literaria, destaca la pulcritud de su prosa, su exigente relación con las palabras, su trato reverencial al idioma. Su escritura, casi un ejercicio de orfebrería, es precisa, evocadora, elegante, llena de belleza y hallazgos poéticos.

EL ANTROPOIDE en la prensa

«El antropoide», la degradación de un periodista de provincias adicto al sexo
Por Rodri García, La Voz de Galicia, 3 de noviembre de 2021
Ese vínculo casi carnal con la palabra al que aludía Valente está muy presente en El antropoide (Candaya), la nueva novela que Fernando Parra Nogueras (Tarragona, 1978) presentó en A Coruña y Santiago. Junto a un vocabulario culto, de términos sonoros, «albura», o arcaísmos, «luengas pestañas», este crítico literario y profesor de Lengua y Literatura utiliza a veces «un lenguaje sucio para mostrar la degradación a la que llega Eduardo».
Fernando Parra: «La belleza del arte nos hace olvidarnos del aquelarre de células que somos»
Por Javier Menéndez LLamazares, Diario Montañés,
⏵Presentación de El Antropoide, en la Librería Gil de Santander

Presentación de la novela EL ANTROPOIDE de Fernando Parra Nogueras (Editorial Candaya, 2021), en Santander.   Comentan el libro: Marcelino Cortés y el autor.

“Hablamos de Literatura con Fernando Parra Nogueras”,

Por La Plaza de Poe, 30 de julio de 2021
[Entrevista] “Fernando Parra: Vivir para escribir y escribir para vivir me parecen dos caras de la misma moneda y me identifico con ambas ideas, que sugieren la escritura como necesidad vital. Como le pasa a Landero, a mí también me preocupa estar perdiéndome cosas del mundo de ahí fuera mientras invierto mis horas delante de un teclado. Y, sí, me desvivo escribiendo, en los dos sentidos del verbo: desvivirse para hallar la palabra justa; y dejar de vivirse uno para vivir en otros.”

El antropoide

Por José Biedma en Nuevodiario.es, 13 de junio de 2021
“Este es el trasfondo atormentado y problemático del alter-ego desquiciado del relato de Fernando: el triunfo eventual de ‘esa selva que nos habita” y en la que conviven con dificultad Caperucita, el lobo, el cazador y la abuelita, y que, cuando estalla, desenmascara fácilmente al ciudadano para devolvernos al feroz antropoide, ávido de placeres tan bestiales como indecorosos. La naturaleza, infame; la vida, amoral’.”

Pececillos de plata

Por José Biedma, Por estos cerros, 13 de junio de 2021
“Eduardo es un intelectual que sólo siente la pulsión de la vida en la bragueta y no la compadece en unos seres tan inocuos y delicados. De todos modos, ‘no deja de sorprenderle cuánto se parece él a estos insectos’, pues también él es un animal nocturno que devora libros. Igualmente se oculta en las hendiduras de la noche y también muda de piel, piel que esparce por toda la casa y se comen los pececillos de plata. ‘Él los alimenta'”.

El antropoide, Fernando Parra Nogueras“, 

Por Maria Ayete, Lector salteado, 27 de mayo de 2021
“Porque la redención que cifra Eduardo en el amor y en la cultura parece no llegar nunca, convirtiéndose su existencia en una caída libre hacia el mismísimo centro de los infiernos. Frente a la imposibilidad de trascendencia -parece decirnos el personaje- solo nos queda la degradación.”

El antropoide, de Fernando Parra Nogueras, leído por Agustín Pérez Leal”,

Por Agustín Pérez Leal, Revista PenúltiMa, 11 de mayo de 2021
“Tal vez uno de los finales más bellos y dolorosos de la literatura reciente.”

El antropoide, de Fernando Parra Nogueras

Por José Manuel Mora, Módulo de Biblioteconomía, Archivística y Documentación, 30 de abril de 2021
“Esa ha sido una de las primeras sorpresas al inicio de la lectura, un español prístino, tremendamente literario, que hacía mucho tiempo que no tenía delante. Bien es cierto que pronto se da uno cuenta del tono irónico superlativo, muy cervantino a veces, que el escritor ha decidido emplear”.

Fernando Parra: «La literatura es confidencia o no es»

Por Carmen R. Santos, Diario ABC, 20 de abril de 2021
[Cuestionario] “¿Autor/es de cabecera? Todo está ya en Homero y Shakespeare. Pero también soy devoto de Landero, Muñoz Molina, Marsé, Camus, Zweig, Dostoyevsky, Galdós, San Juan de la Cruz…”

Dues novel·les sobre la identitat

Per Manel Haro, Llegir.cat, 19 d’abril de 2021
«Eduardo és una persona descreguda, la seva humanitat s’ha reduït a la seva biologia, al seu cos, i això l’afecta perquè el porta a un erotisme displicent», explica Parra, qui afegeix que el seu personatge «busca en el sexe una veritat, que és la veritat de la carn, la qual cosa no l’ajuda, perquè el va animalitzant.»

 El antropoide, de Fernando Parra Nogueras

Por Sandra de Oyagüe, El baúl de Xandris8 de abril de 2021
“Es un viaje a la jungla del yo que ocultamos pero también es la búsqueda de relaciones sociales que nos sanas, pues el hombre es un ser social que interactúa con otros seres. Realmente en una novela con tintes filosóficos acerca de la vida, las relaciones, el amor, el cuidado hacia los otros, las normas sociales y la transgresión de las mismas, la culpa”.

El antropoide, de Fernando Parra Nogueras”

Por Sara J. Trigueros y Carmen Juan, en Las Librerías Recomiendan y en el Diario de Burgos, 22 y 27 de marzo de 2021.
“La lucha entre el sujeto social que somos, el sujeto que queremos ser, lo que realmente nos mueve y lo que se espera de nosotros es uno de los ejes centrales de esta obra. Una lucha poliédrica en la que el vencedor y el vencido son la misma persona, un Eduardo que no puede escapar de sus propios delirios ni de la culpa que le asfixia, como el Raskolnikov de Crimen y castigo Y, como en la obra de Dostoievski, no está todo perdido”.

Por Jesús García Cívico, Revista de Letras, 15 de marzo de 2021
“El uso afectado del lenguaje con el que el lector tropieza en las primeras páginas —y que hubiera disuadido a editores menos pacientes y avezados que los de Candaya— actúa como parapeto quijotesco contra la vulgaridad, precisamente el mismo tipo de profilaxis que el protagonista elude utilizar en sus relaciones sexuales: adorno o la floritura como forma elevada de manejarse, o inmunizarse”.

Por Carmen R. Santos, Revista La vaca multicolor, de marzo 2021
“La lectura de El antropoide, escrita con una prosa cuidada que maneja con soltura distinto registros, desde el coloquial y culto al poético, nos confirma que el excelente debut novelístico de Fernando Parra Nogueras con Persianas, no fue por azar. Síganle la pista. No se arrepentirán”.

Reseña de El antropoide, de Fernando Parra

Por Francisco H. González, Devaneos, 13 de marzo 2021
“Una novela, en definitiva, que como las clásicas tragedias griegas brinda una posibilidad de redención al lector, su particular purga, el espejo en el que mirarse y reconocer sus bajezas y también sus noblezas, aquel brillo tremolante en el filo de las pupilas en el que anida el antropoide, quien fuera un invasor, sino hubiera ya colonizado (o alcanzado un pacto simbiótico) nuestra naturaleza, ya cruzado el limes”.

Por Alberto Olmos, Zenda Libros, 22 de febrero 2021
“Fernando Parra Nogueras presenta a un antihéroe anti-moderno anti-corrección política obsesionado con el sexo y las vidas ajenas, en un periódico de provincias de cuando las provincias tenían periódicos. Una suerte de picaresca freudiana arrastra al lector hacia el sorprendente desenlace”.

Domear o antropoide

Por Armando Requeixo, en el suplemento cultural de  El Ideal Gallego, Diario de Ferrol, Diario de Arousa y Diario de Bergantiños, 21 de febrero 2021
“Uno se prepara durante años para leer libros como ‘El antropoide’, prodigio verbal y metaliterario de los que no abundan en estos tiempos”.

“El trabajo expresivo de las casi trescientas páginas de la novela es el de un paciente orfebre que mimó cada párrafo, cada secuencia, cada palabra, todas y cada una de las hebras de este tapiz áureo dibujado con finísima filigrana, un portento de pasamanería narrativa deslumbrante”.

Por Ramón García Mateos, Diari de Tarragona, 20 de febrero 2021
“Hay secuencias magistrales que justifican el libro entero, por su belleza evocadora, por su precisión lingüística”.

Entre la identidad y el deseo

Por Eduardo Boix, Información, Suplemento Artes y Letras, Alicante, 18 de febrero 2021
“Estamos ante la consagración de un escritor de los de antes, de los de oficio y talento”.

El antropoide, de Fernando Parra Nogueras

Por Marcelino Cortés, en el blog Me sé cosicas, 14 de febrero de 2021
 “Si Persianas era una luminosa novela de formación y de despertar a la vida, El antropoide es una entenebrecida novela de disolución que el lector —y en esto convendrá insistir— deberá leer hasta el final para acompañar al protagonista en su proceso de degeneración vital”.

Un carácter en caída libre: sobre El antropoide, de Fernando Parra Nogueras,

Por Mercedes Blanes, Pliego Suelto, 12 de febrero de 2021
“Trenzado a modo de contraste, es el resultado de pulsiones freudianas en pugna que subrayan su naturaleza profundamente humana y vívida. Este talante singular se va moviendo entre la realidad y el deseo, en términos cernudianos”.

Por Concha D’Olhaberriague, El Imparcial, 31 enero 2021
“Fernando Parra Nogueras ha logrado compaginar el rigor y la exigencia literaria con la lucidez al indagar, como un Dostoievski moderno, la culpa, el desdoblamiento y los corredores subterráneos del alma humana. El antropoide es una obra tan hermosa como desoladora y percutiente. Hay libros que distraen y divierten y hay literatura que desvela, perturba e incita. A ella pertenece El antropoide.”