El futuro. Poesía reunida (1979-2016) Género: Autor:

Candaya Poesía 20

Diseño de la colección: Francesc Fernández

Imagen de portada: Bruno Montané Krebs (1984)

ISBN: 978-84-15934-53-0

19,5×14 cm; 348 páginas.

PVP: 19€

La poesía reunida de uno de los fundadores (junto con Roberto Bolaño, Mario Santiago y Rubén Medina) del movimiento poético Infrarrealista.

 

19,00

“Escribe tú la poesía por mí” o “Escribe para que nunca te mueras” decía una de las más de 50 cartas que Roberto Bolaño envió a su amigo íntimo Bruno Montané entre 1976 y 1997. Y eso es lo que recoge precisamente El futuro. Poesía reunida (1979-2016): cuatro décadas de ejercicio tenaz y constante con las palabras del poeta chileno Bruno Montané, en su empeño por contemplar y pensar la vida (su oscuridad, su dolor, pero también su belleza y su éxtasis) a través del poema, esa “máquina / que elegimos para que el mundo reflexione”, y hacerlo (o intentarlo al menos) inteligible y habitable.

A pesar de que no aparecen aquí testimonios directos de la prehistoria del poeta Bruno Montané, activo partícipe de la neovanguardia infrarrealista de la década de los setenta en México, mitografiada en Los detectives salvajes, pueden intuirse las urgencias y los desafíos que la inspiraron en algunos versos de El maletín de Stevenson, el primero de los poemarios, aunque ya matizados por la contención, la serenidad y la plasticidad emotiva que caracterizan su voz poética y que, según las certeras palabras de Roberto Bolaño, está “hecha de pinceladas suspendidas en el aire, de sangre suspendida en el aire”.

Desde una poesía no exenta de marcados acentos sociales y políticos pero que huye del didactismo y la solemnidad, Bruno Montané captura las fisuras íntimas de nuestra precaria existencia (“el dolor se talla y se detalla”) y plantea la actividad poética como una colección de asombros y una forma de resistencia contra esa realidad que tiende siempre a devorarnos. De ahí que, junto al erotismo radiante o la necesidad de pensarse a sí mismo y restaurar una vida dañada, el sentido de perseverar en la escritura constituya la materia de este prodigioso “jardín mental” por el que los cuatro libros que dialogan en este volumen (El maletín de Stevenson, El cielo de los topos, Mapas de bolsillo y El futuro) nos invitan a transitar.


 

Bruno Montané Krebs nació en Valparaíso de Chile en 1957. Residió en México entre 1974 y 1976 donde fundó junto a otros poeta como Mario Santiago y Roberto Bolaño, el movimiento poético Infrarealista. Desde 1976 reside en Barcelona. Ha publicado Helicón (1987), Cuenta (1998), El maletín de Stevenson (2002 y 2012), El cielo de los topos (2002), Mapas de bolsillo (2013) y Setanta-set poemes (2013). Traducido al catalán y alemán, ha sido incluido en diversas antologías y revistas de México, Chile, Francia y España como Revista de Bellas Artes, Berthe Trépat, Correspondencia Infrarrealista, Rimbaud vuelve a casa, Trilce, La zorra vuelve al gallinero o Litoral. Actualmente es editor de Ediciones Sin Fin, editorial de Barcelona que  recupera importantes poetas latinoamericanos como Jorge Teillier, Osvaldo Lamborghini o Carmen Ollé.

 


 

DE LA OBRA DE BRUNO MONTANÉ SE HA ESCRITO:

“Su poesía está hecha de pinceladas suspendidas en el aire. A veces son sólo apuntes, otras veces miniaturas, en ocasiones largos poemas existencialistas reducidos a ocho o doce versos. Su poesía está hecha de sangre suspendida en el aire. Su voluntad, o su disposición ante el mundo o ante la cultura, se debate entre polos irreconciliables. De esta dilatada lucha ha sabido extraer versos paradójicos. Escribe como un naturalista que cree en muy pocas cosas y que sin embargo sigue haciendo su trabajo con tesón, un tesón que en ocasiones se confunde con la indiferencia. Para mí es uno de los mejores poetas chilenos actuales.” Roberto Bolaño.

“Montané se sirve del lenguaje como quien envía una sonda a un planeta lejano –o al pasillo estrecho de la cotidianidad– y espera su regreso y entonces, y solo entonces, comienza el trabajo de decodificación de los datos recibidos. De esa espera y de esa escucha proviene la colección de asombros que –hasta hoy– conforma su obra. Las exploraciones –los poemas exploradores– y junto a ellas y sin contradicción, las celebraciones y los conjuros” Rubén Ángel Arias

“Toda la obra de Bruno Montané es una sola, una superposición de estratos, que la palabra filetea como un cuchillo afilado. El maletín de Stevenson pertenece, pues, a una obra en marcha. Lo que se diga de este libro servirá, fatalmente, para todos los de su autor. La esencialidad, la potencia de las imágenes, la sensación de que los versos ya antes de que alguien los tomara entre los dedos, toda la obra de Montané es una sola, una superposición de estratos que la palabra filetea como un cuchillo afilado.”. Miguel Serrano Larraz.

“Un vanguardismo medido, si se quiere. Una propuesta poética correctamente desarrollada, que jamás se conforma con la mera pirueta.” Por Gabriel Zanetti, El Imparcial.

“Todo está hecho, también aquí, de imágenes en rotación, más allá de la mentada musicalidad del poema. Por supuesto que mantiene, pues es inevitable, un ritmo, pero es en el énfasis plástico, en las formas y los tonos de la imagen donde ese ritmo golpea (…) Quien escribe es, de nuevo, un viajero hacia ninguna parte, un hombre cuya imposibilidad es la de salir del poema como el pintor de paisajes de la superficie de la tela, como el científico de un tipo de observación en la que lo real permanece en otra escala» Ignacio Bajter.

“Los poemas de Montané pueden llegar a convertirse en un fantasma o una constante víspera literaria, un objeto utópico o distópico, algo que estuvo antes o que tal vez esté luego, a menudo fuera de la página (…) poemas nada oscuros aunque encabezados o tachonados por palabras un tanto inusuales; términos que, como las poetas-bestias respecto del mundo, se sitúan misteriosamente en el extrarradio de sus congéneres y del lenguaje ordinario.” Mario Verdugo, Revista Dos Disparos.

“En esta poesía, como duendes, las mejores imágenes y los mejores pensamientos salen de lo inmaterial, de lo trascendente a lo concreto. Las imágenes y los pensamientos se hacen visibles al ser revelados en el cuarto oscuro que es la lectura” Rodrigo Olavarría.

 


4 razones para leer EL FUTURO. Poesía reunida (1979-2016)

1. El Futuro (Poesía 1979-2016) de Bruno Montané es el primer libro que reúne toda su producción y trayectoria poética, un libro imprescindible para experimentar de forma total y definitiva la obra del poeta latinoamericano que junto a Roberto Bolaño, Mario Santiago y Rubén Medina fundaron el movimiento literario y contracultural Infrarealismo, por lo que para los lectores de Roberto Bolaño, muy especialmente de la novela Los detectives salvajes (donde se mitografía las derivas artísticas y anecdóticas del movimiento poético en el que Montané es ficcionado como Felipe Müller) y seguidores de la poesía latinoamericana, debiera ser un libro de culto y referencia obligada.

2. Montané es uno de los poetas sobrevivientes de la diáspora latinoamericana de poetas afincada en Europa en los años 70s y fundador de lo que para muchos fue “la última vanguardia latinoamericana de poesía” y su poesía es como no, parte del mosaico histórico de las neovanguardias latinoamericanas, y tanto para lector curioso de poesía, estudiantes de literatura, académicos e investigadores, esta recopilación que resume casi cuarenta años de itinerario poético, debería ser una obra imprescindible para comprender mejor el canon poético latinoamericano de los últimos 40 años.

3. Desde los poemas de formación de Bruno Montané hasta los más recientes, podemos apreciar en un primer acercamiento que la brevedad, una aparente levedad y una lírica minimalista, es marca inconfundible del autor, todos ellos abordados de artesanía paciente, metódica y reflexiva, desprovista de cualquier furor performático, al contrario, en búsqueda de las palabras adecuadas, de cierta moralidad de la precisión: el lenguaje como la revelación de una conciencia. Muchos de estos textos – otro sello de la casa – están nutridos por el don del poeta para hacer detonar al final de cada poema, como en una explosión controlada, bellísimas y misteriosas imágenes de hipnótico vértigo, donde se revela de pronto una verdad antes reservada, que al pasar las páginas del libro, van desencadenando en el lector una progresiva colección de asombros.

4. El poeta Bruno Montané, se permite capturar las íntimas fisuras de la precaria existencia con todas sus paradojas infinitas, dolorosamente necesarias y útiles para edificar su programa poético, donde “el dolor se talla y detalla” en el lenguaje, el erotismo se expía en el poema, y como buen poeta moderno que se piensa así mismo, reniega del sentido mismo de la escritura a la vez que razona sobre este escepticismo, a veces en registros que recuerdan los aforismos, otras veces la versificación libre, confirmado que su poesía está hecha de materiales híbridos vinculados a un jardín genealógico donde se perciben las influencias de George Owen, Robert Lowell, William Carlos Williams, Walt Whitman, Ezra Pound o Ernesto Cardenal.


Fragmento de El futuro. Poesía reunida

Dossier de prensa

Portada en alta resolución

Foto del autor


El Futuro. Poesía reunida en la prensa

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies